Puede ser que después de haber instalado Kaspersky os queráis conectar a vuestro equipo del trabajo mediante escritorio remoto, pero os encontráis con que no es posible.

Eso se debe a que Kaspersky tiene bloqueado por defecto el puerto 3389 del escritorio remoto, para habilitarlo sólo tenemos que añadir una regla al firewall de Kaspersky permitiendo la entrada y salida de datos por ese puerto:

Entramos en Configuración, Firewall, Reglas de Paquetes de red, Agregar, y la creamos con los siguientes datos: