Seguramente hayáis probado a pegar comandos en terminal con Ctrl+V y os habéis quedado con las ganas, y es que para hacerlo hay que usar el siguiente atajo:

Ctrl+Shift+Insert

o

Shift+Insert