¿Os acordáis de cuando en preescolar os ponían con el punzón y el corcho a recortar figuras? Qué tiempos aquellos ¿eh? Pues en este caso, obtener el efecto de arriba es muy similar, tenemos que usar la herramienta pluma para ir “haciendo boquetitos” para recortar la imagen en cuestión.

Esto nos puede servir para muchas cosas, como por ejemplo cambiar el fondo, puedes  recortarte a ti
mismo de un foto y ponerte, que se yo… en una playa caribeña. Esto es un ejemplo de lo que se puede hacer:

En el siguiente vídeo muestro como hacerlo, pero además deberíais hacer algo que se me olvidó incluir, y es que uséis “difuminar bordes” (1 o 2 píxeles) para que los bordes queden mejor si no los has recortado bien. Otra cosa que deberíais saber es que si te equivocas en algo, puedes volver atrás con Ctrl+Z.

Es importante guardar la imagen en PNG ya que este formato soporta las transparencias (el JPG no).

Pero lo primero, obviamente es instalar el GIMP un programa buenísimo (intenta ser la alternativa a Photoshop) libre y gratuito, que lo podéis descargar de AQUÍ

Dedo (para difuminar manualmente)
Pluma
Zoom (Ctrl + Rueda ratón)