Microsoft acaba de confirmar los requerimientos que tendrá el nuevo Windows 8, que saldrá a finales de 2012, al parecer, los requerimientos de hardware son iguales o incluso menores que los que pide su antecesor, Windows 7, si es así, sería un punto positivo para Windows:

procesador de 1GHz                
1GB de RAM                            
16GB de espacio en disco duro 
y DirectX 9