Mirando en el foro de Ubuntu como hacer lo de la imagen, encontré un comentario de alguien decía que lo consiguió activando la partición donde estaba XP para que el Grub lo reconociese, para mí fue suficiente información y me puse a probar, así que ahora os explico el proceso.

Lo más fácil y sencillo, es instalar primero XP, despues 7 y por último Ubuntu:

Esto haría que XP instalase sus archivos de arranque en la partición Activa (la suya); al instalar 7, éste pondría sus archivos de arranque en la partición de XP (porque sería la activa) sustituyéndolos y cargandose así el arranque del XP, pero reconociéndolo y agregando su entrada al bootmgr (archivo de arranque de 7).

Ahora bien, cuando se instale Ubuntu, el grub reconocerá únicamente el archivo de arranque del 7, de tal forma que al arrancar, primero saldrá el GRUB dándonos a elegir entre Ubuntu y Windows Loader, y si le damos a Windows Loader, nos preguntará si queremos XP (Versión Antigua de Windows) o 7.

Pero lo que nosotros queremos es que nos salgan los tres S.O. en el GRUB de una sola vez, y no salga el cargador de Windows, ahora comenzamos la explicación:

Requisitos:

– Distribución Linux con Live (Preferiblemente Debian o derivados)
– Windows XP
– Windows 7

– Gparted en la distro Live
Burg (grub animado y gráfico)

(Empiezo suponiendo que se quiere instalar los 3 sistemas de cero)

Comenzaremos instalando XP en una partición de como mínimo 20 GB, para ello, usando el editor de particiones que nos trae el CD del XP, borramos la partición existente y creamos una nueva de 20 GB y le damos formato “NTFS (rápido)”, a continuación seguiremos las instrucciones que nos dará el asistente de instalación del XP.

A continuación tenemos que crear otra partición NTFS de 40 GB como mínimo para Windows 7 y, además, marcarla como activa. Para ello iniciaremos con el CD Live de Linux o cualquier otra herramienta de particiones que permita marcar como activa la 2ª partición.

En nuestro caso usaremos Gparted, que viene incluido en las principales distribuiciones Live de Debian, Ubuntu y derivados.

Una vez iniciado el CD live, pulsamos “Alt + F2” (Ejecutar en Linux), y escribimos “gparted“, creamos la partición, le damos click derecho y a “Flags” dentro de “flags” marcaremos la opción “boot” para marcarla como activa; le damos a “Aplicar”  (V) y reiniciamos, cuando expulse el CD metemos el disco de Windows 7.

Hecho esto procedemos a la instalación del 7, que instalaremos en la 2º partición (la que hemos marcado como activa) la seleccionamos, le damos a siguiente y seguimos las instrucciones del asistente de instalación.

El siguiente paso será instalar Linux, en el que escogeremos “especificar particiones manualmente” dónde elegiremos como mínimo 20 GB para “/” en ext3 o ext4 (si vas a usar Linux como predeterminado debería ser 40 GB como mínimo) y 1 o 2 GB como “área de intercambio”.

A continuación comprobaremos que en el GRUB solo aparece las entradas de Linux y la del 7, debido a que tenemos que agregar la entrada del XP al archivo grub.cfg

Después tenemos que cambiar en el boot de Win7 para que no pregunte entre 7 y xp, para ello, en “tiempo” ponemos “0 segundos”

…En Proceso